¿Eres buena persona?

Buenas y Malas Noticias

Responde con un corazón sincero: ¿Alguna vez has mentido (aunque sea una sola vez)? ¿Has robado (el valor es irrelevante)? Entonces eres un ladrón mentiroso. ¿Malas noticias, cierto? Hay más. ¿Has tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio? Si es así, entonces eres un fornicador. Jesús dijo: “Todo aquel que mira a una mujer para codiciarla, ha cometido adulterio con ella en su corazón.” Si haz odiado a alguien, la Biblia dice que eres un homicida. Además, tú tienes una conciencia (con-ciencia significa, “con conocimiento”), esto quiere decir que cuando pecas, lo haces con conocimiento de que está mal. ¿Teniendo en cuenta que Dios es perfecto, y que Él ha visto cada uno de tus pensamientos, al estar ante Él en el Día del Juicio, serás inocente o culpable? Tú sabes que serás culpable, y terminarás en el infierno. Tal vez no creas esto, entonces hay más malas noticias para tí, porque aunque no lo creas va a suceder.

Entonces, esto nos lleva a las buenas noticias: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Jesucristo tomó el castigo, y luego resucitó de los muertos y derrotó la muerte. Estas son buenas noticias, porque si te arrepientes y confías en Él, Dios te perdonará y te dará la vida eterna, ¡qué mejor noticia puede haber!

Usted Puede estar 100% seguro de que va al Cielo

Primero, debe saber que Dios le ama. Juan 3:16 dice, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eternal.” La Biblia dice que sin importar su pasado, edad, raza, o cualquier otro factor, que Dios Le ama y desea tener una relación íntima y personal con usted.

Segundo, debe saber que todos somos pecadores. La Biblia dice en Romanos 3:23 “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la Gloria de Dios.” Nadie es perfecto. Todos hemos quebrantado los mandamientos de Dios. A esto se le llama pecado y nos separa de Dios y su amor.

Tercero, debe saber que el pecado tiene un precio que debe ser pagado. Romanos 6:23 nos dice, “Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eternal en Cristo Jesús Señor nuestro.” La “paga” por nuestro pecado es la muerte, que según la Biblia, significa separación eterna de Dios en un lugar llamado Infierno.

Cuarto,  debe saber que Cristo murió para pagar el precio por su pecado. Romanos 5:8 dice, “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Si decidimos aceptar a Cristo, no tenemos que pagar el precio de muerte en el infierno por nuestros pecados, porque ¡Jesús pagó por nuestros pecados cuando murió en la cruz y resucitó de nuevo, tres días después!

Finalmente,  ore y pídale a Jesucristo que sea su Salvador y reciba el regalo de la vida eterna. En Romanos 10:13 la Biblia dice, “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” Esa es una promesa directa de Dios. Si usted ora a Él ahora mismo, reconoce que es pecador, le pide que perdone sus pecados, y le acepta como su Salvador, Él promete que le salvará y le dará el maravilloso regalo de la vida eterna.